América y Cruz Azul con el cuchillo en la boca

Cruz Azul y América deben estar conscientes de muchas cosas, pero dos de ellas son muy claras y contundentes: Monterrey alcanzó su mejor nivel de la temporada en cuartos de final y Pumas está jugando con el espíritu y el corazón que corresponde a su historia como club. ¡Mucho cuidado

Cruz Azul y América deben estar conscientes de muchas cosas, pero dos de ellas son muy claras y contundentes: Monterrey alcanzó su mejor nivel de la temporada en cuartos de final y Pumas está jugando con el espíritu y el corazón que corresponde a su historia como club. ¡Mucho cuidado!

La 'Final soñada' del futbol mexicano está tan cerca como tan lejos, sobre todo si azules y amarillos no muestran su calidad de número 1 y número 2 de la tabla en las siguientes horas.

No entiendo los 'apagones futbolísticos' que, de pronto, presenta este América, pero de algo estoy seguro: si ocurren el jueves en Ciudad Universitaria o el domingo en el Azteca, Pumas lo puede y lo debe dejar fuera de la lucha por el título, pero el problema no es que yo no lo entienda.

El verdadero problema es que ni Miguel Herrera sabe lo que realmente le ocurre a este equipo mentalmente --más que futbolísticamente o físicamente-- cuando se siente satisfecho con lo que ha logrado en la cancha. Hay un momento --que se alarga dramáticamente-en el que América no reacciona, ni al 'masaje de pecho' ni a la 'respiración boca a boca'. Los ajustes del entrenador terminan dejándolo peor. El América se tambalea 'groggy' por el césped cuando parecía tener la situación bajo control. Sucedió la semana pasada en el Nemesio Díez y volvió al Azteca el reciente domingo, cuando con una ventaja de tres goles y un hombre más que el Toluca, terminó pidiendo el tiempo, con el 'Jesús en la boca' y la angustia de sus aficionados. El América sufre apagones.

Hay algún tipo de enfermedad en su futbol, pero nadie tiene, hasta ahora, el veredicto definitivo. El América no sabe lo que tiene y el siguiente paso es realmente delicado. Pumas puede ser inferior en cuanto a plantel, inversión y calidad, pero ha recuperado y ponderado una de sus grandes esencias: luchar en cada rincón de la cancha. Pelear bajo la bandera del espíritu universitario del juego.

La mayor presencia de futbolistas hechos en la cantera le ha dado a Pumas una conexión directa con su futbol. Universidad viene de lograr toda una hazaña: echar al favorito, a Tigres, al plantel más poderoso y de mayor continuidad en la historia reciente del futbol mexicano.

La 'Final soñada', la oportunidad de una revancha de Cruz Azul a lo ocurrido en el 2013, podría estar muy cerca y también muy lejos. Cruz Azul y América peligran más de lo que ellos mismos se imaginan.