LA PLAZA ROJA: DESTINO

El cuento relata una situación que pretende explorar una ruptura biográfica y fue escrito durante finales de la semana 38 del 2015 y reescrita de manera distinta a la original durante Septiembre de 2017. Gran parte del texto guarda una similitud con diversos planteamimentos antisocioló

.

La vida es sólo un corto episodio                                                                                entre dos eternidades de muerte                                                                                    y que en este episodio,                                                                                                el pensamiento consiente no ha durado                                                                  ni durará más que un momento”

                                                                                Prigogine y Slenges.    

 

Mañana se cumplen varios días desde nuestro último encuentro el cual no sucedía en similares circunstancias desde hacía por lo menos tantos años. En aquél CE  llevado a cabo en el punto más alto de la Cuenca malinterpretada del Valle de México. Desde entonces hasta la fecha he tenido oportunidad de hablar con algunos de ustedes... Sin embargo, en este punto cabe una muy precisa advertencia, la cual se torna efectiva sí uno de ustedes me hace desistir de continuar con el presente relato y radica en el hecho de que no se intente bajo otras circunstancias, es decir, que no se repita, no se copie en términos operativos y no se imite en cuestiones artísticas. Los resultados según mi experiencia son hasta cierto punto catastróficos, irremediables y desalentadores. Aun así, resulta una egolatría prudente para los aventurados. Lo que sí hay que tener presente es que el aparato estatal es un monstruo del sistema que en muchos momentos se vuelve omnipresente y no sólo requiere de la valentía davidiana y una boleadora para enfrentarlo. Es necesaria sobre todo inteligencia como sustituta del orgullo y madurez para lograr una despiadada victoria o de lo contrario tomar en cuenta la melancólica derrota...

 

CAMBIAR DE AIRES

Sentado en aquél pupitre oficinista y en medio del interrogatorio más denigrante del que cualquiera pudo haber sido presa, las pantallas de aquél espectro decodificaban imágenes y sonidos a través de un reportaje de la TV europea:

Poco después y/o antes de que la URSS desapareciera para convertirse en la CEI se había filtrado la noticia de que un inexperto piloto alemán con deficiencia visual había burlado los radares euroasiáticos para establecerse en dicho territorio a través de una avioneta convencional. El aterrizaje lo había hecho en el corazón del antiguo territorio bolchevique, en el país de Gorki, Lenin, Stalin, Salenko y Trotsky, entre lo que la antigua geografía soviética conocía como los GUM, el MNH, el mausuleo de V.I.Lenin, la Torre del Salvador, el monumento a K.Minin y D. Pozhorski y el lobnoe mesto. Las imágenes mostraban un complejo arquitectónico  imperceptible para el ojo occidental en donde la retina reflejaba grandes torres envueltas en un iris de colores diversos, paisajes majestuosos propios de una arquitectura imperial que cercaban el poderío masivo de sus habitantes, un lugar de casi 70.000 m2.

Fue así que entre la incertidumbre previa a la consulta, yo mismo entable un interrogatorio íntimo respecto a lo anterior. Mi pregunta era ¿cómo un simple astigmiope podía convertirse en un número y entrar al paréntesis de la historia? La cuestión fue parcialmente resuelta cuando la cadena de Videos Musicales programaba a través de su videoyoqui lo siguiente:

Cuando el Dj de origen israelí ve el amanecer ruso por  la ventana de su jet...  

Sentado en aquél pupitre oficinista con los puños cerrados como rocas y las muñecas pegadas una de la otra no pude dejar de pensar en que dichos desplazamientos considerados por los conocedores como turismo revolucionario causaban un interés poco antes experimentado en mí. El conocer sin transformar por el simple deseo de estar ahí, rodeado de aquéllos, allá y no acá... Eran algunas de las razones que me habían hecho entrevistarme con el Agente Smith aquélla tarde en donde ellos habían irrumpido abruptamente en mi habitat multifuncional para "levantarme" de los largos años de ostrismo intelectual en los que había cahído. Mientras tanto, la figura pálida pero enérgica de aquél agente, junto con la de su mamerto acompañante cuestionaban mi decisión irrevocable de modificar mi estancia a través de un determinado desplazamiento.

A.S.: -No te conviene adoptar esa actitud-Me decía.

Mientras tanto yo, que era llamado Sr. (un gesto bastante noble de su parte) contestaba con un tono impropio de cualquier nativo, cual pendejo que ignoraba en dónde y con quién se había metido.

Sr.: -No me asusta con sus tonterías fascistas, conozco mis derechos. Quiero hablar con un asesor educativo.

Al tiempo que mis interlocutores me ofrecían un bloque de cuatro tabletas de chicles Adams sabor canela. Y no es que yo pretendiera vendérselos, pero finalmente acepté...

A.S. -¿Y ud. para qué quiere un asesor si ni proyecto de investigación tiene? -Me decía.

Sr.: -Lo tengo, y es casi tan rojizo y tan dulce como la goma de mascar que machacan mis incisivos, frontales y muelas en éste momento...

Después, mis labios inflamados por la glucosa no podían moverse más que para exhalar aire. Mi nariz se había tapado y ese era el único conducto respiratorio para seguir vivo. Ya había tenido anteriormente problemas con la nariz, aquella sintomatología presumía una posible sinusitis, aunque siempre tuve miedo de ajustarme al tratamiento adecuado que pugnaba por una reimplantación de tejido de plata en el área nasal, algo poco menos doloroso que una infección entre la muela y el ganglio que conecta con el cerebro. De cualquier manera el oxígeno habría olido diferente, de ahí la frase "cambiar de aires".

 

El tercer mes de ese año lo recibí con noticias apabullantes. Por una parte el gobierno local que había afianzado su legitimidad de manera totalitaria a través de distintos medios (la mayoría de ellos democráticos) había establecido a partir de una consulta popular en una plaza pública el filtrar "cédulas de identidad" temporales. La idea había surgido por distintos "personajes" que habían modificado drásticamente su apariencia física al tiempo que habían realizado trámites de documentación oficial, los cuales en un primer momento no concordaban con su anatomía. De esas cosas concluí lo siguiente: 1) Nosotros, no somos aunque seamos... 2) Estábamos a la antesala de un tipo de Estado de Sitio y 3) La vergüenza no anda en burro.

Los meses siguientes mi salud se deterioró notablemente. Bajé alrededor de 20 kgs., dejé de dormir y perdí muchos líquidos. Descuide mi trabajo y mis estudios de escuela abierta y a distancia, aunque era un bolero experto e integrado desde los 7 años al Sindicato de Boleros Mexicanos, una organización gremial auspiciada por el Partido Oficial y que tenía a su líder sindical en una calle céntrica de la Colonia Roma.  No hay mucho que contar al respecto, ustedes me vieron  en junio de ese año, el último domingo del mes. Años después recordaría a plenitud el momento a través de un texto publicado digitalmente en un Centro de Integración Juvenil del Gobierno Local. La situación se agudizó a principios del último mes de ese año justo el día del aniversario de La Casta,  la banda que según el embolía, bataco de Los Compadres Muertos iba a compartir con nosotros el habitat multifuncional de ensambles en aquél frío sótano de la Colonia Popotla. Yo me encontraba a las afueras del Metro en aquélla Glorieta amurallada de tiendas de lencería, restaurantes de garnachas falsos, etc. Ahí, trabajaba dos turnos al día tres veces por semana. Boleando calzado y disfrazando el olfato del brillo y la grasa con conversaciones íntimas entre los zapatos y el que esto escribe. Recuerdo un día que un cliente me dijo que oía voces... -En serio ¿cómo? le pregunté sin saber a qué enfrentarme. -Cada vez que leo, me contestó en un tono frenético. Pero aquél día no tenía ningún cliente, me encontraba sentado en un banco sin respaldo cuando en un teléfono celular recibí un msj de la Dirección de Ciencias Forenses de la Escuela Abierta y a Distancia que señalaba que después de realizar determinados estudios habían determinado que yo no cubría las pruebas psicológicas adecuadas para cubrir la plaza de estudiante. Era cierto... (No tengo palabras que no caigan en la cursilería para explicar el momento, de hecho no existe en este planeta un lenguaje que evite que cualquiera se cague de la risa con lo que sentí, de hecho sólo puedo ejemplificar lo sucedido con aquél puñetazo recibido por Andrea, una de las dos parejas bisexuales de mi última relación, cuando se enteró que andábamos los tres... Sí le haces algo, te mato -me dijo, al tiempo que mi quijada se volteaba bruscamente en dirección del hombro de nuestra novia).  

Después de eso, acudí a las oficinas para entrevistarme con el Agente Smith, el encargado de la Escuela de Ciencias Forenses. Pero como sabemos no hubo éxito en las conversaciones.

-Y díganos... ¿cuáles fueron las conclusiones de sus investigaciones?                                               -Descubrí que el primer mes de la administración del gobernador de la ciudad, estuvo marcado por la cifra más alta de averiguaciones previas por homicidios dolosos en el último año. Cada semana morían ciudadanos de forma violenta. La cifra se doblaba respecto al año anterior. Además ésta ciudad estaba junto con otra fronteriza entre las más violentas, sólo superadas por ciudades centroamericanas que ocupaban el número uno en el mundo. Curiosamente, esto se relacionaba con los niveles de contaminación, ya que las colonias más violentas se encontraban en las zonas más contaminadas de la zona...

-¿De dónde dices que eres?                                                     De la Colonia Mártires del...

-Déjalo así... me interrumpió extendiéndome la prueba que decía REPROBADO!

Sin tener más opciones de bolearle el calzado a elementos de las fuerzas del control social o a víctimas en potencia desistí por mis intentos de trabajar.  No tuve más deseos de salir al exterior, no sé cómo no se me derramó la bilis del coraje; meses antes había ido junto con otros compagnons boleros a la Plaza Céntrica de la Capital de Morelos en un arduo trabajo de alrededor de 12hrs. que terminó con una gran comida auspiciada por el Sindicato de Maestros. Ese momento cambió mi vida...

Quería modificar drásticamente mis estructuras totales. Tenía deseos de ingresar a espacios particulares. Un hecho inédito en mis 19 años cumplidos. En un principio había un fuerte componente ideológico-deportivo que me orillaba a ello, sentía unos deseos de militancia política propios de las juventudes de décadas pasadas. Aunque he de reconocer que hubo un halo de egoísmo práctico-intelectual en la decisión. Y según yo, era necesario de un andamiaje sólido y preciso para poder desarrollarlo de forma correcta. Desde hacía por lo menos varios meses había conocido a los J.C´s de la Península Ibérica y algunas partes de Sudamérica (un cole@ctivo de kickboxers seguidores del estilo pugilístico de "locomotora" de Julio Cesar Chávez y practicantes de la iglesia maradoniana) igualmente aquí me había unido con algunos streetfighters envueltos en los clanes citadinos de una raza quincuagésima. Los primeros tenían un andamiaje hasta cierto punto enfocado, mientras los segundos hacían intentos por integrarse, algunos lo logramos... Un objetivo que dada nuestra condición iba a ser costosísimo y contraproducente si no optábamos por la  rehabilitación social, es decir como se plantea en algunas regiones: preferir la solvencia económica a la libertad política.    

 

ZAGREV

Formé parte del cole@ctivo ZAGREV utilizando la estúpida etimología japonesa que la lectura de sus letras pueda traer, es decir, reinterpretando la palabra de derecha a izquierda, cual escriba fascista y por medio de la inspiración que el Maestro nos había enseñado  en S:EL JUICIO FINAL. Fidel fue quien formalizó los trámites que permitieron solventar lo anterior. El colectivo estaba formado por Andorri y otros 21 más,  todos ellos antecedidos por la letra V y seguidos por un número. V cerro, V uno, V dos, V atres, etc. Andorri proponía diversas actividades unas veces dañando al rival en turno con dinamismo y aplicando variantes, otras ensuciando el espectáculo o, en ocasiones, explotando el contragolpe. Siempre pensé que no éramos más que unos fantoches que llevábamos a cabo una "carnicería de experiencias" para mezclar de la mejor manera posible algo que tuviese que ver entre todos. Mi ingreso había resultado hasta cierto punto satisfactorio, lo había  logrado por ejercicio de selección a libro abierto, contestando junto con todos los seleccionados una serie de preguntas entre las que se encuentran:

¿Usted como entiende el futbol a partir de tres conceptos?                                                                                 Andorri: “sin falsos romanticismos, sin subjetividades o visiones caprichosas”.  

¿Qué significa para usted teorizar un Movimiento Juvenil?                                                                               VCerro: Hacerlo a partir de una anarquía de la producción ideológica.

Complete la frase francesa le art es un                                                                                                              Vuno: Merde.

Según la Iglesia Maradoniana complete la siguiente frase. Venga a nosotros tu magia (Vdos).

¿Cuál es el proceso de radicalización de un joven?                                                                                        Vatres:"El proceso de su radicalización se ve acompañado con el proceso de su configuración como un intelectual joven que vive los grandes núcleos problemáticos. Uno de esos núcleos problemáticos será necesariamente la tensión del conflicto que se daba entre vanguardia estética y vanguardia política".

Digo que llevábamos a cabo la fantochería no sólo por nuestra forma de actuar, sino a través de nuestra misma existencia. Ya que hacíamos deporte pero nos burlábamos de los deportistas. Practicábamos a plenitud toda esa serie de energías modernas, incomprensibles para algunos a nivel profesional, con poca difusión masiva pero que gustabamos de practicar a plenitud. Como el parkour, la cascarita, el tocho, los hoyos y el 2x2. Después, en algunas ocasiones pintábamos las paredes pero no con con graffitis o tags, sino con siluetas de boxeadoras besándose, o futbolistas practicando jugadas vistosas como la cuauhteminha, o el escorpión, pero utilizando una cabeza del adversario como balón, entre otras. No pasó mucho tiempo para que Andorri le diera nombre a todo ello y nos dijo que se trataba de lo que los conocedores llamaban Terrorismo Poético. Nuestra participación política era infame, nadie aceptaba nuestra propaganda en los mítines de algún encargado de la administración pública. Gastábamos más en saliva, tinta y papel que en conseguir simpatizantes informados. La gente detestaba ser informada, prefería consolidar su confianza en la jerarquía omnipresente de la figura representativa que hacer caso al ZAGREV, por ello, en más de una ocasión pretendimos rebautizarnos como ZAR-GREV y/o SOR-EUGREV. Sólo hubo una respuesta satisfactoria de uno de nuestros simpatizantes en el exterior. Se trató de un colega de Veatres, nuestra experta en fotografía, que le respondió una comunicación descifrada en el idioma Tk. La cual sugería:

Happy birthday Beatry, I really hope this day is an a cheerful continuation    

 that the life has behaved lately with you, truly the girls as you deserve of so many happiness...  Me sends a hug and I leave you the history of a french group that it has just written to myspace and it also keeps relationship with this day.  They are WATCHA CLAN integrated by Matt The Basse, Sista Ka, Soupa Ju, Jah Rob and Suprême Clem.  They are originating of Marseilles, of the Luberon and of the Alps and it is valuing their culture of auto production that they use for the first time their first disk, lives au cabaret Rouge, in the 2001, followed to one second, Nomades Aka, one year later. But the clan doesn't stop in so good road: and it is exactly 10Th. Febrary 2005 that show their best disk, Him Bastion, in which mixes electro, hip-hop, jungle and dub. Of here I send you the song ELI that is of this disk that the enjoyments... 

  1. Once again thank you for everything and don't forget to check your mail...

Curiosamente la información contenía un diagrama de interlocución a través del lenguaje corporal con movimientos de acuerdo a la música de WC, un tipo de drumbass del mediterráneo desconocido por éstas latitudes pero que semejaba teoremas matemáticos inconclusos de sintonía de conjuntos y hasta bailes guerreros afroantillanos del amazonas. El contacto de Veatres, quien se hacía llamar Rapmaster Gula era un disck jockey que circulaba entre sus comunicaciones un LP titulado Freetown Sessions y se ganaba la vida utilizando como materia prima el sonido a través de envíos a sus contactos a distintas partes del mundo con la salvedad de recibir a cambio una módica y voluntaria suma monetaria en una cuenta de banco ya acordada por emisor y transmisor. La transacción se hacía en tiempo real, en el momento en que recibía la cuota de recuperación y duraba poco menos de 5 segs. Bajo esa metodología comercial, intentamos masificar la propuesta a nivel mercantil y la distribuimos a algunos sonideros de barrio, sin embargo dada la simetría que requerían los movimientos jamás fueron reinterpretados. Lo mismo sucedió con los soundsystems de tardeadas y los breakers que para ese entonces causaban expectación en la población a través de sus intervenciones en espacios por demás cercados. Un día nos dimos cuenta que nuestro error era llevarla a cabo, la propuesta, al aire libre, ya que necesitábamos por lo menos un espacio cerrado para ver desde distintos puntos la geometría malvada que los beats intentaba formar. Hartos del fracaso solicitamos nuevamente informes a Andorri para redireccionar nuestros momentos y él nos señaló:

A tempranas horas del día y 120 minutos después del tiempo pactado he recibido informes respecto al encuentro disputado el día siguiente en territorio norteamericano. Se trata de una sede sui generis contra un rival poco convencional para la escuadra nacional. Más tarde en medio de los despertares sónicos del aparato intercomunicador he hecho caso omiso por la brevedad de la agitación para prolongar un descanso matutino. Luego, otros electrodomésticos se han coordinado para proyectar distintas imágenes auditivas que nada tienen que ver entre sí, salvo la sincronía entre cada una de ellas. (Cabe señalar  que la señal se ha cortado en distintas vertientes). Sin mucha decisión por llevar a cabo un proyecto que cumpla los escasos objetivos de la situación he optado por darle continuidad a la imagen y los sonidos haciendo de esa materia prima una microempresa audiovisual. Finalmente he optado por cerrar las puertas digitales de mi percepción ante la negativa de la máquina por reproducir otros discos. Finalmente les aconsejó dejar tirados documentos suyos y esperar a que alguien los levante, es decir, sí se sienten tirados, déjense levantar por cualquiera...

P.D. Les sugiero que practiquen cerca de una hora movimientos defensivos con tubos de hule espuma propios de la porra Koreana.

 

 

TOMAR LA PLAZA!

Nuestro mejor intento de consolidar de alguna manera la posición que pretendíamos adoptar se dio el 16 de Septiembre, día de la Independencia del País. Días antes habíamos asistido a una conferencia de prensa improvisada en un recinto del STCM de un representante de un país oriental, Indonesia. Él señalaba que en su país había condiciones de existencia deplorables a raíz de sus mandatarios, de hecho habrían sufrido actos genocidas y a los jóvenes no les quedó más remedio que manifestarse no sólo en las calles, sino okupando plazas públicas. Es por ello que la consigna de aquél mandatario para detener la barbarie, no era otra sino que ¡Tomar la Plaza! y darle un elemento de inconformidad simbólica mayor erradicando el tricolor de la bandera y reduciéndolo a un aspecto bicolor, es decir sustituir los verdes campos y maximizar el rojo de la sangre vertida por los héroes de independencia. Eso, no sólo solventaría la inconformidad acontecida, sino que por un ligero instante lastimaría las pupilas lejanas que el Presidente llevaba desde lo alto de Palacio Nacional... Pero ¿cómo? Sólo un grupo de jóvenes al mando de un viejo integrante del Ejército lo podía hacer, según Vago (éste integrante había traducido su nombre clave al japonés y reacomodado las letras V-5 V-go akka. V-ago)... Fue así que Vago nos contó algo que llamó Los antorchistas (en cuanto al fuego rojo que producen) toman la Plaza Nacional de la Selva de Asfalto. Para ello, nos dividimos en equipos de 5 integrantes y realizamos labores de brigadeo.

 

    

 

54 Puntos de vista